Financiación para cambiar una instalación de propano o butano

Mucha gente cambia de una instalación eléctrica a una instalación de gas para cosas como agua caliente o calefacción. No obstante, también tenemos la opción contraria, adaptando nuestra instalación eléctrica para utilizarla como fuente de energía para agua caliente y calefacción.

Paso de gas a electricidad

En muchas partes de España no hay suministro de gas natural, por lo que la gente sigue utilizando gases como el butano o el propano. Es cierto que el gas natural es más barato que la electricidad, pero no tanto el butano como el propano. Además, se deben pasar las verificaciones de la instalación de butano o propano, lo cual no debe realizarse en una instalación eléctrica.

Además, los sistemas de butano y propano a menudo dependen de un cilindro, que es mucho más inconveniente que una fuente de alimentación continua.

Un aspecto negativo de cambiar de gas a electricidad es que es posible que necesitemos aumentar el voltaje de nuestro contrato para poder usar los sistemas de agua caliente y aire acondicionado.

Financiación para cambiar a instalación eléctrica

 Anticipo nómina

Hay dos tipos de anticipos de día de pago:

  • Derecho de anticipo de salario: Nuestra empresa será la que se haga cargo de este anticipo. Como máximo, nos darán lo que corresponda al tiempo trabajado y que hayamos recibido.
  • Anticipo de sueldo bancario: En este caso, el anticipo nos lo entregará nuestro banco. El máximo será tres veces nuestra nómina, dependiendo de las condiciones del campo. Este tipo de anticipo despierta interés.

Préstamo preconcedido

Este tipo de préstamos los otorgan los bancos sin solicitarlos a buenos clientes. Tienen buenas condiciones y las dan de inmediato.

Pueden ser cantidades elevadas para que podamos hacer grandes cambios en nuestras instalaciones.

Préstamo al consumo

Este tipo se dirige directamente a comprar un montón de productos que necesitamos en un momento dado.

La desventaja de estos préstamos es que no son grandes cantidades y generalmente conllevan altos intereses. Aunque es más fácil conseguirlos y necesitamos poca documentación y papeles.

Con este tipo de préstamo podemos ocuparnos de cosas como la nueva caldera.

Mini préstamos

Este tipo de préstamos suelen ser concedidos por empresas de crédito y podemos conseguir una determinada cantidad de dinero (hasta seiscientos euros) a devolver en un plazo máximo de treinta días. Al tratarse de pequeñas cantidades, podemos utilizarlo para cosas como el caso anterior, una caldera o un termo.

Préstamo personal

Un préstamo personal es un contrato mediante el cual la institución financiera adelanta una suma de dinero (principal) a otra persona denominada prestatario, con la obligación de devolver el principal y también de pagar los intereses pactados y los gastos derivados de la operación.

Las entidades de crédito ofrecen una infinidad de préstamos personales, también denominados préstamos al consumo, con diferentes nombres comerciales (préstamo de coche, préstamo de vacaciones, préstamo de boda …), pero con unas pequeñas variaciones, todos son prácticamente iguales.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *